Qué es el Engagement en el Marketing Digital: Relacionate con tus Clientes

engagement

Tabla de contenidos

Para muchos considerado el ingrediente secreto (o quizás, no tan secreto) del marketing digital: el engagement marketing.

En el ambiente comercial, muchos cometen el error de enfocarse solo en la venta de un producto o servicio a través de estrategias agresivas de marketing, pero, lo que no ven es que hoy en día, más que alcanzar cierto número de ventas, el verdadero premio está en fidelizar al cliente y hacer que regrese de nuevo.

Claro, vender siempre será la meta final; sin embargo, ¿cuál consideras que es el mejor escenario: conseguir una venta aislada, o atraer a un cliente, convertirlo en recurrente y que te garantice más de una compra en el futuro?

Exacto, el segundo escenario sin duda es el mejor y, para lograr establecer esa relación cliente-marca, la clave está en trabajar en tu engagement

¿Estás poco familiarizado con el término? Pues, no te preocupes, hoy aprenderás cómo enamorar a tu target y convertirlo en tu mayor fan.

¿Qué es el engagement?

engagement marketing

La definición de engagement parte de la palabra “compromiso”, que es la traducción literal del término en español. Cuando hablamos de engagement, nos referimos al nivel de compromiso o apego que pueda tener un usuario o cliente con respecto a tu marca.

Este compromiso va más allá de la compra de tu producto o servicio, el engagement significa que existe una conexión entre ambas partes, de tal modo, que el usuario se convierte en un fan comprometido de la marca, uno que interactúa, empatiza y confía plenamente en lo que ofreces.

El engagement marketing llegó para cambiar el mensaje publicitario y destinarlo a atraer en vez de a vender, y, a cambio, te facilita: 

  • Una cercanía personal al cliente, lo cual te ayuda a saber sus gustos, necesidades y sus disgustos, cosa que te permitirá crear una experiencia de compra más personalizada.
  • Mayor probabilidad de fidelización. De acuerdo a una encuesta, es probable que el 74% de los consumidores realice sus compras basándose únicamente en sus experiencias, y el 86% está dispuesto a gastar más por una excelente experiencia del cliente (NotifyVisitors). He ahí la diferencia entre un marketing frío y un marketing orientado al engagement.
  • La recomendación “boca a boca”. Si un usuario forma una conexión real con tu marca, este se convertirá en un portavoz; lo llevará a hablar de ella con sus amigos, y sus amigos con otros amigos, y sus amigos con sus familiares, etc.

Medición de resultados. Y te indicaremos cómo hacerlo más adelante.

Tipos de Engagement

El engagement, por lo general, se clasifica en cuatro tipos:

User engagement:

se trata de una métrica que estudia el nivel de interacción y conexión que un usuario tiene ante el contenido, mensaje, comunicación que presenta una marca a través de sus distintos canales.

Client engagement:

parecida a la métrica anterior; sin embargo, el client engagement se encarga de estudiar el comportamiento del cliente ante el contenido, mensaje, comunicación y dinámica de la marca una vez que ya se ha convertido en recurrente, es decir, evaluar y mantener la relación que ya se estableció.

 

Employee engagement:

este tipo es más a nivel interno de la empresa y aplica la misma regla; estudiar y promover la relación empleado-marca. Para nadie es un secreto que gran parte del éxito de una empresa está en su gente, por lo que mantener un ambiente laboral positivo, con una relación interna saludable y motivada, te dará en recompensa un óptimo equipo de trabajo.

 

Engagement en redes sociales:

esta métrica es la más sonada, ya que permite tener números casi exactos del nivel de interacción (orgánica y de calidad) que un usuario tiene ante el contenido de las diferentes redes sociales de la marca.

Cómo se calcula y mide el engagement

estrategia engagement

Ahora que ya tienes conocimiento de lo que es el engagement y cuáles son sus tipos, entremos al tema de cómo medirlo.

Puedes medir el engagement en cada canal de comunicación de tu marca, y a continuación, te dejaremos las diferentes formas:

  • Para redes sociales: existe una fórmula estándar para medir el engagement en tus distintos perfiles de redes sociales (popularmente conocido como engagement rate). Primero que nada, debes establecer un periodo de tiempo para que así, puedas recolectar las interacciones que obtuviste durante el mismo. 

Teniendo esos números y ese periodo establecido, la fórmula que aplicarás será la siguiente: dividirás el total de interacciones entre las publicaciones que subiste en tus redes. Luego, dividirás ese resultado entre el total de seguidores que tengas en la red social, y, ese resultado lo multiplicarás por 100. 

  • Para contenido en tu sitio web: Google Analytics cuenta con algunas funciones que son ideales para estudiar el engagement que esté obteniendo tu sitio web. Pero, ¿cuáles son esas métricas a evaluar?

-Tasa de rebote: si el usuario sintió una conexión con el contenido de tu sitio web y se interesó por saber más sobre tu marca, esto se verá reflejado en tu tasa de rebote. Mientras la tasa de rebote se mantenga con un porcentaje bajo, esto quiere decir que el usuario encontró valor en tu contenido y decidió quedarse.

-Duración de la sesión: otra métrica que puede decirte si el usuario conectó con tu contenido es la duración de sesión. En la actualidad, a los usuarios de Internet les toma menos de cinco segundos determinar si están interesados en un contenido o no, por ello, si el tiempo de permanencia es alto, esto significa que tu estrategia está funcionando. 

-Páginas visitadas por sesión: esta determina cuántas páginas visitó un usuario mientras navegaba en tu sitio web, lo cual, de nuevo, arrojará un número alto si este se interesó en tu contenido. 

-Tasa de conversiones: esta métrica indica las acciones que un usuario ha tomado en tu sitio web, bien sea una compra, registro, suscripción, etc., cosa que es clave para saber si toda tu estrategia de marketing realmente está funcionando.

Ejemplos de un buen engagement marketing

crear vinculos

La mejor manera de aprender es ver cómo se maneja exitosamente un buen engagement, así que te traemos tres ejemplos de grandes marcas que han utilizado el engagement a su favor:

  • Netflix: la popular plataforma de streaming sí entiende y aprovecha al máximo lo significa conectar con sus clientes. El poder de audiencia que posee Netflix es increíble, se han tomado el tiempo de crear y alimentar una comunidad en redes sociales, más allá de solo ofrecer su contenido habitual de series y películas. Consideramos que con sus memes, entrevistas, detrás de cámara, trivias y demás publicaciones, le permiten a los usuarios tener un vistazo más íntimo tanto de la marca, como de sus personajes y actores favoritos. ¡Excelente fan service!  
  • Starbucks: la famosa cadena de cafés es la ejemplificación perfecta para el engagement marketing offline. ¿Cuál es el primer establecimiento que piensas cuando escuchas la palabra “café”? Starbucks, ¿cierto? Eso es porque su estrategia de marketing, irónicamente, no está orientada a vender cafés, sino a conectar con sus clientes a través de experiencias que los hagan sentir parte de una comunidad. De hecho, en el 2014, Starbucks lanzó una campaña llamada “Meet me at Starbucks”, donde la premisa era “Nunca ha sido solo por el café”, y esta estuvo respaldada por historias cotidianas de clientes de 28 países que se reunían en las diferentes sucursales para compartir con amigos, familias o colegas como si Starbucks fuera su casa o lugar de trabajo. Starbucks, sin duda, ha sabido cómo hacer las cosas. 
  • Lego: la compañía danesa de juguetes es otro ejemplo de cómo trabajar el engagement para crear una comunidad. Vamos, sé honesto; a ti también te gusta armar legos. Y es porque el marketing de la empresa está enfocado en incentivar la creatividad, innovación y la capacidad de usar sus piezas para crear arte, independientemente de la edad de sus clientes. Por ello, todos sus canales (redes sociales, marketing offline) cuentan con una variedad de contenido que se adapta a las necesidades de todos sus clientes, haciéndolos sentir atendidos, escuchados y de alguna manera, especiales. Pues, basta con decir que su popularidad les ha conseguido hasta películas en Hollywood.

Consejos para mejorar tu engagement

  • Sé activo en redes sociales: es un poco cliché, pero lo cierto es que las redes sociales son el canal más fuerte para fortalecer la relación con tus usuarios, ya que te brindan justo los recursos que necesitas para crear una estrategia enfocada en la audiencia. Por algo las llaman “redes sociales”, porque están pensadas como un espacio comunitario en el cual puedes interactuar con otros usuarios, así que úsalas a tu favor, crea una estrategia basada en interacción; trivias, tutoriales, concursos, videos, tienes todo un abanico de opciones de donde escoger. 
    • Pero tampoco te olvides de tus otros canales: el engagement marketing no solo se da en al área digital, trabajar en tu engagement offline también es necesario. La fórmula es la misma; si tienes una tienda física, trabaja en generar interacción con los clientes que entran a hojear tus productos o servicios, y encárgate de consentir a los que ya son clientes recurrentes.
  • Usa un tono amigable y humano: el objetivo es que el cliente se sienta cercano a la marca, y una buena manera de hacerlo es cuidando cómo le hablas a través de tus canales. No estamos diciendo que debas usar un lenguaje coloquial, basta con difundir tus mensajes con un tono amigable y menos corporativo para que el usuario sienta que está interactuando con las personas reales que están detrás de tu marca.
  • Involucra al usuario con tu marca: incentivar a los usuarios a través de dinámicas que lo asocien con tu marca ayuda a que sientan sentido de comunidad y pertenencia, gracias a que tus clientes percibirán la atención que les estás brindando, por ende, se sentirán valorados.

Conclusión: tener una buena estrategia de engagement podría darte el empujón que necesitas

Para cerrar: convertir a tus clientes en los fanáticos más fieles de tu marca es la clave del éxito, así que si aún no habías enfocado tu estrategia de marketing al engagement, es hora de que pongas en práctica todo lo que acabas de aprender. ¡Tu marca lo agradecerá!

¿Te gustó este artículo? Échale un vistazo a nuestra sección de Blog para encontrar temas relacionados al marketing digital que le ayudarán a tu marca a ser su mejor versión online.

Preguntas Frecuentes

Te lo explicamos en pocas palabras

Hay muchos ejemplos de engagement marketing, pero en lo que respecta a un buen engagement tenemos ejemplos como Netflix, Starbucks y Lego

 

El engagement es un término utilizado en marketing que se refiere al acto de interactuar con clientes potenciales o actuales. El engagement puede adoptar muchas formas, como gustar, compartir, comentar o hacer clic en un anuncio. Es una forma de que las empresas construyan relaciones con sus clientes y creen una conexión que va más allá de la transacción.

Las estrategias de engagement son formas de conectar con su público objetivo y hacer que se involucre con su marca. Las estrategias de marketing de engagement más comunes son las campañas en redes sociales, los concursos, los cupones y los programas de fidelización.

El engagement puede medirse de varias maneras, como las interacciones en las redes sociales, las visitas al sitio web, el tiempo de permanencia en la página y la tasa de rebote.

Hay cuatro tipos de engagement
-User Engagement
-Client Engagement
-Employee Engagement
-Engagement en Redes Sociales

El engagement content es el proceso de hacer que la gente interactúe con su contenido. Esto puede incluir cosas como los comentarios, las acciones sociales y el tiempo de permanencia en el sitio.

El marketing digital puede aumentar el engagement proporcionando contenido relevante y dirigido a su audiencia. También puede utilizar el marketing digital para crear una relación más personal con sus clientes y clientes potenciales. Además, el marketing digital puede ayudarle a crear confianza y credibilidad con su público.

El engagement es importante en el marketing porque ayuda a crear una conexión entre la marca y el consumidor. Cuando un consumidor está comprometido con una marca, es más probable que recuerde la marca y haga una compra de la misma en el futuro.

¿Quieres recibir informacion relevante para hacer crecer tu negocio?

Suscríbete a nuestra newsletter

Nunca Spam. Respetamos tus datos. Desuscribete cuando quieras

Al proceder estás aceptando nuestras políticas de privacidad y de cookies. Descuida, tu email está a salvo con nosotros.